Hija de Alberto Patishtán en peregrinación el día 19 de abril 2013 en Tuxtla Gtz. Chiapas, México
Hija de Alberto Patishtán en peregrinación el día 19 de abril 2013 en Tuxtla Gtz. Chiapas, México

En los últimos días muchas personas de varias partes del Reino Unido, han protestado, enviado cartas y hecho llamadas telefónicas al gobierno de México,  pidiéndole la liberación inmediata del preso político icónico indígena, y defensor de derechos humanos: Alberto Patishtán Gómez, quien ha servido casi trece años de la condena de sesenta años por un crimen que no cometió.

El día de hoy una carta fue entregada a la Embajada de México en Londres, exigiendo que los tribunales actúen de acuerdo con la justicia y otorguen libertad al profesor tzotzil, que ha trabajado en la cárcel durante toda su estancia dando apoyo a otros presos indígenas inocentes. La carta fue escrita por la Red de Solidaridad Zapatista del Reino Unido, que representa a grupos y personas de muchas partes de las Islas Británicas, quienes anteriormente se han ocupado de escribir a los tribunales de México, pidiéndoles que consideren el  reconocimiento de la inocencia de Patishtán.

Al mismo tiempo, Edinburgh Chiapas Solidarity Group puso un puesto ambulante en el centro de Edimburgo para informar a la población local de la situación de Alberto Patishtan. Seis integrantes del grupo distribuyeron cientos de volantes a los transeúntes, instando el apoyo a Alberto y pidiendo a la gente a firmar la petición. Una pancarta declarando LIBERTAD PARA ALBERTO PATISHTÁN PRESO POLÍTICO MEXICANO fue desplagada. Las personas pararon para hablar sobre el tema, y el puesto continuó durante más de tres horas en el sol de primavera. El puesto también distribuyó material sobre la lucha zapatista y paquetes de café zapatista.

Protestas en varias partes del mundo han tenido lugar hasta el día de hoy, siendo hoy mismo el cumpleaños número 42 de Patishtán. La próxima audiencia en la corte representa su última oportunidad de libertad, de lo contrario, pasará los próximos 48 años en prisión, condenado injustamente por crímenes que no ha cometido.

Desgraciadamente, es común en Chiapas que los indígenas sean torturados y encarcelados injustamente a través de pruebas falsas y juicios amañados. Patishtán, que era un organizador comunitario que luchó por los derechos de su pueblo, antes de su detención ya había sufrido numerosas violaciones a sus derechos humanos  y  ahora legales durante el período de su encarcelamiento. Muchos testigos testifican que él estaba en otro lugar cuando sucedió el crimen, una emboscada en la que murieron siete policías, sin embargo los responsables siguen impunes.

Pidiendo la libertad inmediata de Alberto Patishtán hoy, un representante de la Red del Reino Unido dijo: “Su único delito fue luchar por la libertad, la justicia y la dignidad de los pobres y los indígenas”.

Anuncios