promotoraEx alumnos-as de la escuelita de la Garrucha: compas zapatistas aquí seguimos!

A los hombres, mujeres y niños del Caracol III:
Resistencia Hacia un Nuevo Amanecer, La Garrucha,
A la Junta de buen gobierno El camino del futuro,
A los hombres y mujeres del EZLN,
A la sexta,
A los hombres y mujeres de México y del mundo que caminan y sienten abajo y a la izquierda.

Mes de agosto de 2014.
Compañeros y compañeras:

Nosotros, los individuos y colectivos abajo firmantes, tuvimos el honor de haber estado en territorio Rebelde de la Garrucha durante la escuelita zapatista en el mes de agosto de 2013. Cuando pisamos ese digno y rebelde territorio, sabíamos desde el principio que nada seria igual para nosotros y nosotras, que mucho fue lo que aprendimos y lo que compartimos, no solamente fue el maíz, las tortillas, el pozol, los frijoles, la casa donde nos acogieron, los pasos, las platicas, las risas y los buenos ratos lo que nos marcaron, también fue la rabia y la rebeldía la que hoy- tal vez mas que antes- será lo que nos haga voltear a ver y sentir con el corazón cuando hostigan, agreden e intimidan a los niños, hombres y mujeres zapatistas que fueron y son nuestros maestros, votanes, acompañantes y compas.

Bastantes veces, nuestras familias nos platicaron que no hay que tener miedo a cambiar las cosas, a tomar la vida entre nuestras manos, muchas veces recibimos los consejos de que siguiéramos como pudiéramos la lucha por cambiar este mundo, para hacerlo mejor. La autonomía, la libertad cuestan – nos decían- pero al final los resultados están ahí, y así lo vimos y lo vivimos.

Después de 20 años hemos caminado, hemos aprendido de los zapatistas, pero la escuelita zapatista fue sin duda la experiencia mas profunda que hizo que hoy para nosotros nada puede ser igual.

Los paramilitares, los programas del gobierno, los acosos sistemáticos, las groserías y los asesinatos siempre han tratado a lo largo de muchos años de aplastar la rebeldía concretizada en autonomía cotidiana – nos platicaban nuestros compas- “pero aquí seguimos”- nos decían.

Pues aquí seguimos también nosotros compas, aquí estamos mirando, sintiendo y no queríamos dejar de decirles que estamos mirando lo que el mal gobierno les ha estado haciendo desde que el votan Galeano murió asesinado cobardemente…pero el compa murió para vivir.

Y él vive en cada uno de nosotros y nosotras y muy humildemente les decimos, que cuando decimos que para nosotros nada puede ser igual, es que nos miramos en el espejo y día a día nos decimos que si se puede crear otra cosa, otros pasos pueden caminar con dignidad y que tenemos los suyos como ejemplo.

Hoy no solo decimos que condenamos los ataques perpetrados recientemente por los miembros de la ORCAO contra nuestros compas zapatistas, hoy decimos que estamos sintiendo esas agresiones y que lo único que nos queda, es seguir dando lata – como quien dice seguir la lucha – seguiremos dando lata como podremos desde nuestros espacios de lucha para decirle a los malos gobiernos que no nos rendimos, que no olvidamos, que no nos vendemos y que seguimos mirando y sintiendo la rebeldía de los hombres, mujeres y niños zapatistas que son semilla, andar y camino.

Esa fue la lección que nos dejo la escuelita y como alumnos que fuimos, aquí seguimos!

No están solos, no están solas!
Galeano vive!

En solidaridad
Ex- alumnos de la escuelita zapatista del territorio autónomo rebelde de la Garrucha:

Anaid, México
Carla Peracchi, Barcelona
Claudia I. Espinosa Díaz, México
Iván de Jesús Rodríguez Muñoz, México
Miguel Ángel Martínez Ramírez, México
Yael García, Chiapas, México
Colectivo Les trois passants, Francia

Share