Hace unos días recibíamos con profunda rezlnALTOlow-300x240abia e indignación el comunicado público de denuncia de la Junta de Buen Gobierno (JBG) “Hacia la Esperanza”, en el Caracol Zapatista de La Realidad (Chiapas-México). En él se relatan los hechos sucedidos el pasado 2 de mayo, donde fue asesinado el Base de Apoyo Zapatista (BAZ), José Luis Solís López “Galeano”, maestro de zona de la Escuelita por la Libertad; además de resultar heridas otras 15 BAZ.

Los autores del ataque fueron miembros del grupo paramilitar CIOAC-Histórica, junto con miembros del Partido Verde Ecologista, del PRI y del PAN. En la denuncia se enumeran con nombres y apellidos quiénes son las personas involucradas, además del listado de estrategias de provocación que los agresores han venido desarrollando desde el 16 de marzo. Se trata de una planificación de corte paramilitar la cual, por supuesto, queda amparada desde arriba por los malos gobiernos.
Resulta alarmante el grado de violencia ejercido. Según los relatos del Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de las Casas, de la JBG, y de la Comandancia General del EZLN, el ataque se realizó con armas de fuego, machetes, palos y piedras. Además las BAZ no iban armadas, por lo que la agresión tomó un alcance brutal.

La escalada de agresiones y de paramilitarismo en Chiapas es cada vez más preocupante. En los territorios zapatistas, se está desarrollando un proceso autónomo, civil y pacífico donde cientos de comunidades ejercen nuevas formas de autogobierno sin la necesidad de ninguna institución. El poder no lo tolera, y busca con estas maniobras contrainsurgentes destruir este proceso, tratando de intimidar a las que en él participan.

De nuestras compañeras zapatistas siempre hemos aprendido. Hoy compartimos su rabia y su dolor. Durante más de 20 años, han marcado el camino para muchas de las que estamos abajo y a la izquierda y han demostrado que otro mundo es posible, usando la palabra y dejando el fuego. Sin embargo, el mal gobierno ha utilizado el fuego como único dialogo, sirviéndose de grupos paramilitares para tratar de romper la organización y los avances en las comunidades.

El asesinato del compañero José Luis Solís López y los constantes ataques son una muestra de que la guerra de desgaste integral continúa y de que cada vez son más numerosas las agresiones, amparadas por los medios de comunicación afines al mal gobierno, que una vez más han silenciado, minimizado, o manipulado la información sobre la agresión.

Desde Caracol Zaragoza, ASSI (Acción Social y Sindical Internacionalista), Comité de Solidaridad Internacionalista y CGT, nos sumamos a las innumerables expresiones de apoyo a las compañeras zapatistas que se están produciendo en todo el mundo durante estos días, permanecemos atentas ante lo que pueda suceder y exigimos enérgicamente que, con verdadera justicia, se proceda con los autores materiales e intelectuales en todos los niveles de responsabilidad.

Convocamos a una CONCENTRACIÓN DE APOYO A LAS COMUNIDADES ZAPATISTAS EN RESISTENCIA

el próximo MIÉRCOLES 21 DE MAYO A LAS 20H

en la Plaza España de Zaragoza.

Asimismo, el jueves 15 de mayo pondremos varias mesas informativas:por la mañana en el Campus Universitario (Plaza San Francisco) y por la tarde en la Plaza España

Además de diversos actos informativos y acciones de apoyo que se sucederán en esta semana y de las que daremos buena cuenta, junto al resto de actos de apoyo que se realicen a lo largo del territorio aragonés  y del español.

Una vez más, alzamos nuestra voz para gritar:

¡Alto a la guerra contra las comunidades zapatistas!
¡Fuera ejército y paramilitares de Chiapas!
¡Justicia para el compa Galeano!
¡Viva la Autonomía Zapatista!
¡Zapata Vive, La lucha Sigue!

Anuncios