Tlat

•  Exigimos justicia por el asesinato de José Luis Solís López, maestro de zona de la escuelita por la libertad según las y los zapatistas.

•  Acompañamos en su coraje e indignación a los pueblos zapatistas violentados por ejercer su derecho a la libre determinación.

6 de mayo de 2014, La Montaña de Guerrero, México.

El asesinato de José Luis Solís López, maestro de zona de la escuelita por la libertad según las y los zapatistas cometido el pasado 2 de mayo en el Caracol de La Realidad, es un crimen que no debe quedar en la impunidad. Son numerosas las muestras de desprecio y actos de represión que existen en México contra los pueblos indígenas que se organizan para defender y ejercer sus derechos, en especial contra los pueblos zapatistas organizados en el ejercicio de su derecho a la libre determinación.

De enero de 2010 a abril de 2014 las Juntas de Buen Gobierno de los Caracoles Zapatistas han denunciado más de cincuenta actos de intimidación, amenazas, provocaciones, desalojos, despojos, agresiones armadas, detenciones arbitrarias, invasiones de tierra, destrucción de viviendas, desapariciones, calumnias, hostigamientos y asesinatos.[1]

El último hecho violento denunciado por la JBG Hacia la Esperanza, da cuenta de la agresión armada cometida en contra de las y los zapatistas de La Realidad el pasado 2 de mayo, cometido por militantes de diferentes partidos políticos[2], y el cual dejó como saldo el asesinato de José Luis Solís López, al menos 15 zapatistas heridos, la destrucción de la escuela autónoma, el corte en el suministro de agua potable al Caracol de La Realidad[3], y una mancha imborrable de indignación y coraje por la violencia ejercida contra la dignidad zapatista.

Ante un Estado incapaz de garantizar el disfrute pleno de los derechos humanos, individuales y colectivos, reconocidos en los Tratados Internacionales sobre Derechos Humanos, los pueblos indígenas han establecido procesos de organización para garantizar el ejercicio pleno y auto tutela de sus derechos, a partir del funcionamiento y fortalecimiento de sus propios sistemas normativos e instituciones, cuyo ejemplo más claro podemos constatar en la organización de las y los zapatistas desde hace más de 30 años.

El Centro de Derechos Humano de la Montaña Tlachinollan, reconoce y exige respeto al ejercicio pleno de los derechos colectivos de los pueblos indígenas convenidos a nivel internacional, y que hoy vemos materializados en las Juntas de Buen Gobierno Zapatistas.

Condenamos firmemente el ataque armado contra el Caracol I de La Realidad, Madre de los Caracoles Mar de Nuestros Sueños. Exigimos justicia por el asesinato de José Luis Solís López, maestro de zona de la escuelita por la libertad según las y los zapatistas. Acompañamos en su coraje e indignación a los pueblos zapatistas violentados a causa del ejercicio de su derecho a la autonomía.

[1] Las denuncias de las JBG pueden ser consultadas en: http://enlacezapatista.ezln.org.mx/category/denunciasjbg/

[2] Así lo documentó el Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de las Casas. El comunicado al respecto puede ser consultado en: http://www.frayba.org.mx/archivo/boletines/140505_boletin_16_agresiones_jbg.pdf

[3] Esta denuncia puede ser consultada en: http://enlacezapatista.ezln.org.mx/2014/05/05/junta-de-buen-gobierno-hacia-la-esperanza-denuncia-energicamente-a-los-paramilitares-cioaquistas-organizados-por-los-3-niveles-de-los-malos-gobiernos-en-contra-de-nuestros-pueblos-bases-de-apoyo-del-e/

Anuncios