BicycleAl Ejército Zapatista de Liberación Nacional
A las Autoridades Autónomas de los Municipios Autónomos Rebeldes Zapatistas (MAREZ)
A las comunidades Base de Apoyo Zapatistas
A la Sociedad Civil Nacional e Internacional
A las personas dignas y honestas del mundo

 

Nosotros hemos tenido la oportunidad de conocer la justa lucha que mantienen las Comunidades Base de Apoyo Zapatista. Un largo tramo de nuestro camino lo hemos recorrido a su lado y los reconocemos, no sólo, como uno de los movimientos más avanzados de lucha contra la destrucción que la ambición neoliberal lleva a todo el planeta, sino que, además los reconocemos como compañeros y amables maestros, en cuanto a lucha y dignidad se refiere.

 

Nosotros no creemos en los partidos políticos ni en los gobiernos, en ninguno de sus niveles: Federal, Estatal y Municipal, pues de manera reiterada han mostrado ser instrumentos de dominación que buscan favorecer intereses mezquinos de las oligarquías locales e internacionales, intereses contrarios a las necesidades del pueblo mexicano y que terminan por hacer más pesada la larga historia de opresión, desprecio, explotación, racismo, despojo y represión. Son gobiernos contra el pueblo y por la tiranía de unos cuantos, de allí el mote de: malos gobiernos. Estamos conscientes de que, con sus respectivos matices, son variantes de modelos de la subordinación capitalista. Estamos claros de que esta es una guerra donde la ambición de un puñado pone en peligro la vida en el planeta. Los hermanos zapatistas, representan una de las vanguardias contra este modelo de muerte. Modelo que no duda en sembrar guerra y desestabilización con el fin de lograr sus objetivos. Ejemplos de ello abundan en la historia reciente, siendo Ucrania, Michoacán (México) y Venezuela, los más recientes. Dicho modelo busca acabar con quien se oponga a su ambición y dominio, eso es lo que está detrás de la estrategia contrainsurgente, en contra de nuestros hermanos zapatistas. Hay que decirlo con claridad, se trata de estrategias de guerra instigada, financiada, protegida y promovida desde Estado Mexicano, con la impunidad que ello supone que busca derrotarlos para así, insertar la riqueza biótica, mineral y humana a la especulación del capital.

 

Por ello vemos con gran preocupación la provocación montada en días recientes contra bases de apoyo del ejido 10 de abril del Municipio Autónomo en Rebeldía 17 de noviembre, Chiapas, México, tal y como se dió a conocer en el comunicado de La Junta de Buen Gobierno, Corazón del Arco Iris de la Esperanza del Caracol IV aparecido en la página de Enlace Zapatista (http://enlacezapatista.ezln.org.mx/2014/02/01/la-junta-de-buen-gobierno-corazon-del-arco-iris-de-la-esperanza-del-caracol-iv-torbellino-de-nuestras-palabras-denuncia-la-agresion-que-sufrio-bases-de-apoyo-del-ejido-10-de-abril-del-municipio-auto/). Agresión perpetrada por la llamada CIOAC Democrática, que junto con la OPDIC y otras organizaciones, no son sino parte de una estrategia más grande que busca, mediante estrategias paramilitares provocar y generar las condiciones que arrinconen y socaven la autonomía para, eventualmente, facilitar una “salida” militar al conflicto. Esto frente a una organización y poder popular que ha dado, claras muestras y ejemplo de que es posible un Buen Gobierno en manos de la gente común, entiéndase, sin profesionales de la política y sin sus instituciones corruptas.

 

Los zapatistas son la muestra palpable y viva de que los pueblos pueden ser dueños de sus destinos, para ello es necesario acabar con los sátrapas, que como clase política, buscan, bajo todos los medios, evitar la organización, la resistencia, el autogobierno. La Clase Política busca garantizar la postración, dominación y sometimiento mediante la farsa electoral que nos subordine a la lógica e intereses de la oligarquía mundial. Por ello para la clase política y para el sistema de partidos acabar la digna lucha zapatista es una urgencia y una prioridad, en tanto son una amenaza contra el sistema de privilegios del cual son beneficiarios y en tanto son un obstáculo para el saqueo de los recursos naturales y mano de obra de este territorio.

 

Un mundo sin opresores ni oprimidos no sólo es posible sino urgente y ese mundo nuevo se ensaya día a día, con todo en contra, en los Municipios Autónomos Rebeldes Zapatistas

 

Exigimos el cese al hostigamiento, el reconocimiento de los Acuerdos de San Andrés y el castigo a los grupos paramilitares.

 

A nuestros hermanos de los MAREZ y en particular a los del Ejido 10 de Abril les decimos:
¡NO ESTÁN SOLOS!

 

Y a los malos gobiernos les exigimos que dejen de estar provocando a nuestros compañeros y que dejen de provocar la guerra.

 

¡ALTO A LA GUERRA DEL MAL GOBIERNO!
¡CASTIGO A LOS GRUPOS PARAMILITARES!
¡ALTO AL HOSTIGAMIENTO A LOS MAREZ, COMUNIDADES Y PUEBLOS ZAPATISTAS!

 

ATENTAMENTE

 

Corazón del Barrio, Puebla, México.

 

Otra Puebla, México. Febrero 2014

Anuncios