Sylvia Marcos
Sylvia Marcos

Campaña Mundial: “¡Juan Vázquez Guzmán Vive!” “¡La Lucha de Bachajón Sigue!”

http://vivabachajon.wordpress.com/

Desde México: Pronunciamiento de Sylvia Marcos sobre Juan Vázquez Guzmán y San Sebastián Bachajón

Estamos muy entusiasmad@s por compartir con ustedes una nueva declaración que nos la hace llegar nuestra gran amiga y compañera de muchas luchas la grande feminista y pensadora-activista Mexicana Dra. Sylvia Marcos.

Todos aquellos que conocimos a Juan Vázquez Guzmán concordamos con nuestra compañera Sylvia de que Juan fue “un dirigente valiente, fuerte y lucido y además amigo alegre y cercano.” ¿Quién de nosotros se puede olvidar de la regocijante sonrisa y gran entusiasmo que Juan siempre exhibió inclusive frente a las perversas agresiones instigadas y promulgadas por quienes raptaron la justicia y la ley para vendérsela a la “voracidad capitalista?”

La raptada justicia y ley hoy se usan para el “acaparamiento de tierras, expulsión de campesinos e indígenas de sus tierras y…la destrucción de pueblos y comunidades, culturas y ecosistemas.”

Sylvia lo explica muy claro: Juan Vázquez Guzmán “…experimentó en carne propia” todo esto y nunca dejó de luchar “por los derechos de su pueblo y su comunidad.” Por eso nos urge  a seguir el ejemplo de Juan Vázquez Guzmán: nunca dejar de defender “el patrimonio nuestro y de la humanidad…la naturaleza.”

Sin más, les dejamos esta urgente misiva de la compañera Dra. Sylvia Marcos:

A nuestros herman@s del ejido san Sebastian Bachajon, A nuestros herman@s  zapatistas, A nuestros compañer@s de la Sexta, A los pueblos indígenas en resistencia, Al Movimiento por Justicia del Barrio

Juan Vázquez vive

La lucha de Bachajon sigue

Compañer@s,

En repetidas ocasiones, las fuerzas del gobierno, serviles ante las empresas multinacionales, desalojaron violentamente a los ejidatarios de San Sebastián Bachajón de su propio territorio. Autoridades estatales y federales se posesionaron de una superficie de tierra de uso comunal por medio de la fuerza pública.

Juan Vázquez fue un dirigente valiente, fuerte y lucido y además amigo alegre y cercano. Defendió los derechos comunitarios y nunca se dejo amedrentar por amenazas de muchos años, ni por los desalojos violentos que experimentó en carne propia sino que lucho por los derechos de su pueblo y su comunidad.

El capitalismo, con su agresivo flujo financiero y especulativo genera acaparamiento de tierras, expulsión de campesinos e indígenas de sus tierras y produce la destrucción de pueblos y comunidades, culturas y ecosistemas.

Bachajón ha sido uno de ellos y aun resiste los embates crueles de esta mercantilización neoliberal que pretende hacer un Hotel Boutique en las cascadas de Agua Azul y apropiarse de todo el territorio circunvecino para recibir turismo de lujo.

Las cascadas de Agua Azul, con su belleza y su biodiversidad, no sólo son patrimonio de los pueblos tzeltales que las han protegido y cuidado por siglos. Son el patrimonio nuestro y de la humanidad. El despojo de la naturaleza es el despojo que sufrimos al lado de las comunidades tzeltales que lo atesoran. Al defenderse los pobladores de Bachajon, les agradecemos que nos defienden y a la vez defienden la Madre Tierra, defienden a la selva y su biodiversidad.

Para ellos, la tierra es fuente de vida. Para el gobierno de Chiapas y las multinacionales la tierra sirve para extraer ingresos

Juan Vázquez afirmaba las creencias de sus antepasados mayas: su reverencia y respeto a la Madre Tierra : cuevas, cerros, manantiales naturales y también el carácter sagrado de la siembra y las plantas. Todo  esto debería defenderse de la voracidad capitalista destructora del planeta.

Su compromiso total con la lucha por una vida digna y autónoma para su pueblo y por la salvaguarda, protección y defensa de su territorio fue la causa de su vil asesinato.

Estamos con ustedes compañeros de Bachajón, Juan Vázquez dio su vida por la defensa de la tierra. La lucha sigue, Juan Vázquez vive.

Nos unimos con todos aquellos que se esfuerzan por construir un mundo mejor para que juntas unamos nuestra fuerza y acciones.

No a la impunidad por el asesinato de Juan Vázquez. Por construir otras alternativas de lucha en nuestras comunidades. Por la esperanza en el camino de resistencia que los zapatistas nos enseñaron.

 

 

Anuncios