nzGrupo de Wellington toma parte en la “Semana Mundial de Acción:  Juan Vázquez Guzmán Vive,  ¡La lucha de Bachajón vive!”
 By Julie Webb-Pullman
Hoy a la hora del almuerzo, miembros del grupo “Wellington Zapatista Suport Group” sostuvieron una vigilia con veladoras afuera de la Embajada Mexicana en Wellington como parte de la “Semana Mundial de Acción: ¡Juan Vázquez Guzmán Vive! ¡La lucha de Bachajón vive!
Después de construir un pequeño santuario con flores y velas en recuerdo de Juan Vázquez Guzmán, un líder indígena asesinado en abril, el grupo entrego de mano una carta para la Embajadora de México en Nueva Zelanda, exigiendo que los asesinos de Guzmán comparezcan ante la justicia y pongan fin a los abusos flagrantes de los derechos de las comunidades tzeltales de San Sebastián Bachajón.
El texto de la carta es el siguiente:
 
Estimada Señora  Rosaura Leonora Rueda Gutiérrez
Embajadora
Embajada de México
Wellington
Nueva Zelandia.
27 De junio de 2013
Estimada Señora:
Nosotros, el Grupo de Apoyo Zapatista de Wellington, hemos seguido con preocupación las respuestas del Gobierno Federal, Estatal y Municipal a la resistencia civil en defensa de sus tierras por los ejidatarios de San Sebastián Bachajón,  adherentes a la Otra Campaña en la región de Agua Azul de Chiapas.
Desde 2007, los ejidatarios de San Sebastián Bachajón han sufrido violencia y represión en las manos del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y sus organizaciones paramilitares. Su resistencia a la toma de posesión de las tierras tradicionalmente Tzeltales para proyectos transnacionales, particularmente en el sitio de las cascadas de Agua Azul que los ejidatarios han sido responsables y mantenido de forma sustentable durante muchos años,  los han situado directamente en la línea de fuego de quienes pretenden despojarlos de sus tierras con fines de lucro.
Los intentos concertados para disolver la comunidad y su resistencia comenzaron en el año 2009, con la detención de ocho ejidatarios y adherentes a la Otra Campaña por el estado y la policía federal y la detención y agresión viciosa de Ricardo Lagunes en un puesto de control paramilitar del PRI después de que salía de una reunión en Bachajón. Dos años más tarde en 2011, 117 ejidatarios fueron detenidos arbitrariamente por la policía durante un intento de desalojo en el peaje a la entrada a la zona de Agua Azul. Diez, incluyendo a Pérez Álvaro, quienes permanecen como presos políticos, durante un período prolongado de tiempo.
Represión y violencia física han sido acompañados de abusos legales y judiciales, incluyendo sentencias de la corte,  negación de los derechos de los ejidatarios y sus arrestos y desalojos en 2011 propiciando la toma de control de las tierras de propiedad colectiva por las autoridades.
Los continuos asaltos sobre la autonomía de Bachajón  culminaron en la noche del 24 de abril de 2013 con el asesinato de Juan Vázquez Guzmán en la puerta de su casa.
Vázquez Guzmán, Secretario General de los tres centros del ejido desde el mes abril de 2010, fue acribillado con seis balazos después de responder a su puerta, el agresor huyó del lugar en una camioneta roja, y nadie aún ha sido acusado de su asesinato.
Hugo Blanco, director de la revista Peruana Lucha Indígena, esta semana notó  la participación del Estado canalla de Israel, notorio por su impunidad por 65 años de crímenes de lesa humanidad y violaciones de derechos humanos de los palestinos, para ayudar al estado mexicano para reprimir a sus pueblos indígenas en Chiapas. “Hasta ahora no ha habido ningún avance en las investigaciones sobre los autores del crimen; por el contrario, el acoso y persecución continúan.  A pocos días después del asesinato de Juan Vázquez Guzmán, Jorge Luis Llaven Abarca, Secretario de Seguridad y Protección Civil en el estado de Chiapas, anunció el entrenamiento de la policía local, que el Ministerio Israelí de Defensa en México proveera para la policia local” escribió él.
Este es un mal augurio,  tanto para llevar ante la justicia de los asesinos de Juan Guzmán,  como para la protección de las tierras de propiedad colectiva de los indígenas tzeltales contra la  practica de “turismo” por intereses de empresas transnacionales.
En este sentido de la “Semana de Acción Mundial: Juan Vazquez Guzman Vive! la Lucha de Bachajón Vive!” el grupo de apoyo Wellington Zapatista Suport Group añade su voz al coro internacional exigiendo justicia para Juan Vázquez Guzmán y en apoyo a la lucha de los ejidatarios de San Sebastián Bachajón por sus derechos.
Exigimos:
1. Una investigación exhaustiva sobre el asesinato de Juan Vázquez Guzmán en la puerta de su casa en la noche del 24 de abril de 2013 y la sanción de los responsables;
2. La liberación de los ejidatarios Antonio Estrada Estrada (preso en CERSS 17, Playas de Catazajá, Chiapas), Miguel Vázquez Deara (preso en CERSS 16, Ocosingo, Chiapas) y Miguel Demeza Jiménez (preso en CERSS 14, El Amate);
3. Respeto por los derechos del pueblo Tzeltal de San Sebastián Bachajón a la libre determinación y a ejercer su autonomía conforme a lo estipulado en el Convenio Núm. 169 sobre pueblos indígenas y tribales en países independientes de la declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas y los acuerdos de San Andrés, documento 1, 3. 1. En el documento 2, II, IV (2. 3.); Documento 3.1 (c, d); Documento 1, Principio de Nueva Relación 5:
4. Respeto a su derecho a usar y disfrutar de sus recursos naturales,  los cuales los pueblos indígenas han protegido durante siglos, como se indica en el Convenio Núm. 169 con respecto a pueblos indígenas y tribales en países independientes, de conformidad con el artículo 13.2 Declaración de las Naciones Unidas sobre los derechos de los pueblos indígenas y los acuerdos de San Andrés1.4 B. 2.; Documento 1, Principio de la Nueva rRelación 2; y
5. La retirada inmediata de todos los militares, paramilitares y las fuerzas policiales de toda la región,  tales como se confirmó que el tesoro nacional y natural de Agua Azul se devuelve a la propiedad común de que ha sido arrebatado y los derechos de los ejidatarios que en  San Sebastián Bachajón se defienden.
Anuncios