San Cristóbal de Las Casas a 9 de octubre de 2012

Nuevamente, el compañero Rosario Díaz Méndez, miembro de la organización La Voz del Amate, hizo publica una denuncia con fecha de 8 de octubre del presente, donde exhorta a la jueza del distrito de Simojovel de Allende, para que analice de forma integra las pruebas aportadas por su abogado y declare un justo veredicto ciñéndose únicamente a las pruebas y a las declaraciones testimoniales, las cuales declararon no haber visto a Rosario cometer el delito de homicidio por el cual lleva más de 7 años encerrado en prisión.

El día de ayer Rosario se declaró nuevamente en oración y ayuno, así como el día de hoy también continúa con esta forma de protesta y reivindicación, exigiendo con ello un juicio justo y que se le otorgue la libertad en la mayor brevedad de tiempo posible.

Recordemos que Rosario Díaz Méndez fue detenido el día 23 de agosto de 2005 en Huitiupan por la policía municipal. Los policías que lo detuvieron no se identificaron y no mostraron ninguna orden de aprehensión. Tampoco le comunicaron el motivo por el cual lo detuvieron. Lo llevaron a la oficina de la Fiscalía en el municipio de Huitiupán, y de ahí a la Procuraduría en Tuxtla Gutiérrez.

El compañero Rosario sufrió tortura, recibió varios golpes en los oídos, le pusieron una bolsa de plástico en la cabeza y le echaron tehuacan (agua mineral) con chile en la cara para asfixiarlo, le ataron las manos y los pies. Fue obligado a firmar una declaración sin la presencia de su abogado ni de un traductor que comprenda la lengua y las costumbres tsotsiles.

Si una declaración es sustraída violando el derecho a la integridad personal, o sea torturando al detenido, lógicamente no es una declaración válida. Aun así Rosario continúa en prisión después de más de siete años, y con una condena de 25 años, en este caso por el delito de homicidio.

Desde el Grupo de Trabajo No Estamos Todxs demandamos que sean contempladas durante el juicio todas las irregularidades cometidas en el caso de Rosario, las violaciones al debido proceso, como fueron falta de abogado y traductor en su declaración, las torturas cometidas contra él y los falsos testimonios que aportó el Ministerio Público. Más adelante daremos a conocer más profundamente algunos de estos y otros detalles de carácter jurídico.

Conjuntamente a esta demanda exigimos la libertad inmediata de Rosario Días Méndez, y de su compañero de organización, Alberto Patishtán Gómez, ambos presos injustamente en el penal de los Llanos en la ciudad de San Cristóbal De Las Casas.

Grupo de Trabajo No Estamos Todxs

Anuncios