Compañer@s y herman@s de México y del mundo:

Hoy escribimos y nos tiemblan las manos de coraje. Los agravios contra l@s compañer@s en las cárceles se hacen cada vez más insoportables y nos urge gritar para que los culpables de estas torturas paguen y nuestr@s compañer@s salgan.

En una carta pública del día 25 de septiembre del presente año, el maestro tzotzil y compañero Alberto Patishtán Gómez, el Profe como le decimos, comunicó que un especialista de confianza le diagnosticó un tumor situado tras los ojos, lo cual es – desde hace más de tres años – la verdadera causa de su perdida de la vista.

Alberto ha exigido curas y atención médica desde los primeros síntomas pero el Estado sólo respondió clavandolo en una cama de hospital, en Tuxtla Gutierrez, por seis meses y diagnosticandole un glaucoma. Desde entonces el Profe empezó a tomar medicamentos para esta enfermedad (¡que no tenía!). La cura (equivocada) se interrumpió por el traslado forzoso al penal de máxima seguridad de Guasave, Sinaloa, donde por nueves meses le negaron todo medicamento, pasandole nomás un colirio. Ante las denuncias de desatención por parte de Patishtán y las movilizaciones en el país, se permitieron por fin unos estudios en Guasave y se le diagnosticó neuropatía óptica isquémica, lo cual también fue un diagnostico equivocado.

Hoy sabemos que Alberto tiene un tumor que ha crecido en todo estos años de desatención, traslados, mala alimentación, torturas y prescripción de medicamentos equivocados. Hoy Alberto no ve casi nada, no puede leer, no puede escribir, debe realizar muchas actividades cotidianas acompañado por algún compañero.

Sentimos mucha rabia al ver nuestro compañero en estas condiciones.

Queremos subrayar que no estamos denunciando una negligencia médica, no se trata de eso. Alberto Patishtán ha sido victima de una tortura sistematizada, de una falta de atención médica utilizada instrumentalmente para debilitar y acabar con su entusiasmo, su fe, su perseverancia en la lucha. Lo que denunciamos es un mecanismo de poder, llamado sistema penitenciario, que encierra, aísla, tortura y aniquila los hombres que caen en sus garras. El tumor de Alberto no es un falla en un sistema que podría ser mejor, sino es el resultado obvio de una maquina infernal que los poderoso usan para aplastar y amedrentar los pobres y los rebeldes. Es decir que lo están matando intencionalmente, así como dejan morir día tras día a miles de detenidos en todo el país.

La solución a esta situación dramática no puede llegar de arriba, sólo está en nuestras manos: que Alberto salga ya y que se cierren por fin estas catedrales del horror llamadas prisiones. Los dos objetivos son simplemente dos momentos de una misma lucha proyectada a corto y a largo plazo.

Sentimos mucha rabia, pero Alberto, en estas circunstancias difíciles, una vez más nos enseña que hay que tener paciencia, definir bien los pasos a seguir y continuar a luchar. Hasta tiene todavía el tiempo y las ganas de reír, de abrazar a l@s compañer@s y contagiar esperanzas.

Invitamos a todas las organizaciones hermanas, adherentes y simpatizantes a reanudar con más fuerza y determinación las diferentes campañas nacionales e internacionales por la libertad inmediata de Alberto, así como de Francisco Santiz del EZLN y de los demás compañeros de los Solidarios de la Voz del Amate.

¡ALBERTO LIBRE YA!

¡PRESOS POLITICOS LIBERTAD!

¡ABAJO LOS MUROS DE LAS PRISIONES!

 

Grupo de Trabajo “No Estamos Todxs”

http://noestamostodxs.noblogs.org/

 

 

Anuncios