Mural en Oventic, Caracol II

“Eco Mundial en Apoyo a l@s Zapatistas: Justicia y Libertad para San Marcos Avilés y Francisco Sántiz López”http://sanmarcosaviles.wordpress.com

“Los de arriba declararon la guerra a las comunidades zapatistas que en estos días se enfoca en la comunidad en resistencia de San Marcos Avilés y contra el preso político zapatista Francisco Sántiz López.” – Raúl Zibechi

Compañeras y compañeros:

Otra carta nueva en apoyo a nuestr@s herman@s zapatistas nace como parte de las acciones informativas globales que son parte estratégica de la primera etapa de la campaña “Eco Mundial en Apoyo a L@s Zapatistas: Justicia y Libertad para San Marcos Avilés y Francisco Sántiz López.” Esta vez la palabra solidaria nos llega desde tierras uruguayas por medio de la pluma del pensador-activista Raúl Zibechi. Igual que las anteriores, ésta va llena de verdad, rabia, y dignidad. Nos resume el compa  Raúl que la mera meta de los de arriba en su guerra contra las comunidades Zapatistas es la de “derrotar un sueño hecho carne, como el que vemos en la Junta de Buen Gobierno de Oventic, y en tantos otros sitios.”

 Ese sueño es nuestro.

 Aquí les va la carta entera de Raúl Zibechi:

Los de arriba declararon la guerra a las comunidades zapatistas que en estos días se enfoca en la comunidad en resistencia de San Marcos Avilés y contra el preso político zapatista Francisco Sántiz López.

Los datos que nos hacen llegar los compañeros y compañeras del Movimiento por Justicia del Barrio nos muestran el carácter de esta ofensiva: dirigida a exterminar las resistencias cuando el capital está descargando hambre y miseria contra los de abajo para aumentar y proteger sus gigantescas ganancias. Para hacerlo, necesita borrar de la faz de la tierra cualquier obstáculo, todo tipo de resistencia para profundizar la acumulación.

Eso que los medios y los “especialistas” llaman crisis, es en realidad parte de esta ofensiva para quitar del medio a los pueblos y personas que no se dejan. Los de arriba no están en crisis. Somos nosotros, nuestras estrategias para sobrevivir y cambiar el mundo, lo que ha entrado en crisis luego de décadas de haber sido anestesiados con ilusiones electorales, que difundieron la idea de que es posible construir Otro Mundo sin luchar, sin afrontar el odio y los crímenes de los de arriba.

No es casualidad que repriman a las comunidades zapatistas. Ellas han mostrado a millones, en todo el mundo, un camino de resistencia y de construcción que se está multiplicando en los lugares más remotos. Para los de arriba, destruir al movimiento zapatista sería una doble victoria: contra los pueblos y comunidades de Chiapas y contra todos los que en el mundo nos inspiramos en su ejemplo. Sería derrotar un sueño hecho carne, como el que vemos en la Junta de Buen Gobierno de Oventic, y en tantos otros sitios.

Por eso, la solidaridad con San Marcos Avilés y Francisco Sántiz López, es tan imprescindible como urgente.

Raúl Zibechi

Anuncios