Skip to content

“Se han abierto espacios de diálogo” con SG para liberar a Patishtán: obispo Vera

junio 21, 2012

 

“Creo que en este momento la posibilidad de abrir un camino jurídico para que se demuestre su inocencia es posible por la presión nacional e internacional”, dijo el obispo de Saltillo.

Elio Henríquez, corresponsal
Publicado: 20/06/2012 19:26

 San Cristóbal de Las Casas, Chis. El obispo de Saltillo, Coahuila, Raúl Vera López, afirmó que “se han abierto espacios de diálogo” con la Secretaría de Gobernación (SG) para la posible liberación del indígena tzotzil Alberto Patishtán Gómez, adherente de la Otra Campaña, quien ayer cumplió “injustamente” 12 años en prisión.

“Creo que en este momento la posibilidad de abrir un camino jurídico para que se demuestre su inocencia es posible por la presión nacional e internacional”, dijo en conferencia de prensa, en la que exigió la excarcelación del profesor.

“Hay expectativas de que sea liberado porque se han abierto espacios de diálogo con la Secretaría Gobernación, con la intervención de Servicios para la Paz (Serapaz), pero también la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) ya preguntó al gobierno mexicano sobre este caso”, agregó.

Señaló que al mismo tiempo, el Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas (Frayba), que él preside; Serapaz, fundada por el extinto obispo Samuel Ruiz García, con experiencia en la mediación, además del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad y la solidaridad internacional, “están haciendo presión” para que Patishtán Gómez sea liberado.

El indígena fue detenido en junio de 2000 acusado de haber participado en una emboscada en la que murieron siete policías en el municipio de El Bosque, en el norte de Chiapas, de donde es originario, por lo que fue sentenciado a 60 años de cárcel.

Vera López aseguró que Alberto “probó que estaba en otro lugar el día y la hora de los hechos, pero no lo liberan”, por lo que “podemos decir que es uno de los clásicos reos que están en un penal por crímenes prefabricados, pues es inocente”.

Acompañado por el director del Frayba, Víctor Hugo López; por Gabriela Patishtán Ruiz, hija de Alberto, y por el abogado Rubén Moreno, afirmó que el indígena “tiene vocación de defensor de derechos humanos, lo que le permitió convertirse en una voz importante de denuncia en los penales en los que ha estado recluido, acerca de cómo son tratados los prisioneros en las cárceles; por eso ha sido reprimido y desde octubre pasado lo trasladaron a un penal de máxima seguridad ubicado en Guasave, Sinaloa, lejos de su familia y donde sabemos cómo se trata a las personas; eso se llama tortura”.

Rubén Moreno indicó que el amparo interpuesto por el Frayba ante el primer Tribunal Colegiado para que sea regresado a Chiapas fue turnado al segundo Tribunal con sede en Cancún, Quintana Roo, con el argumento de que tenía mucho trabajo. “Estamos a la espera de la sentencia porque al parecer ya se dictó pero no nos la han notificado”, comentó.

Raúl Vera consideró que ello representa “no sólo retardo, sino obstrucción de la justicia, misma que padecen quienes buscan a sus familiares desaparecidos, las personas asesinadas por defender los derechos humanos y los periodistas; no hay investigación, nada, se deja en total impunidad a los criminales, y a los defensores de los derechos humanos se les mete en las cárceles”.

El abogado destacó que el 12 de marzo pasado el Frayba solicitó a la CIDH medidas cautelares para Patishtán Gómez por la falta de atención por el glaucoma que padece. “El gobierno mexicano le contestó que sí se le da atención médica adecuada, pero no hemos tenido acceso a su expediente clínico para corroborar la información”.

El obispo abundó: “¡Ya que se haga justicia; queremos que salga de la cárcel porque es una prisión injusta!” Subrayó: “Un ejemplo muy claro de lo alrevesado que está el país es que los paramilitares identificados con la masacre de 45 indígenas en Acteal están libres, y los justos como Alberto van a la cárcel. ¿Qué es esto?”

Gabriela Patishtán informó que ayer se efectuó una marcha en El Bosque, con la que unas mil personas exigieron la liberación de su padre, acción que se suma a las actividades que se han realizado o realizan en unos 30 países.

Según el obispo de Saltillo, que de 1995 a 1999 fue coadjutor en la diócesis de San Cristóbal, Alberto es una persona “que da frutos donde esté, pues en dos penales en los que ha estado ha librado del suicidio a otros reos deprimidos”, además de que por las acciones que ha efectuado han sido liberados muchos presos. “Esto es lo que molesta a las autoridades que quisieran verlo doblado y sin esperanza, pero no es así, es una persona íntegra”.

About these ads
No comments yet

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 3.626 seguidores

%d personas les gusta esto: